Imagen destacada patricios y plebeyos

Patricios y plebeyos : el gran conflicto social de la Antigua Roma




Patricios y plebeyos : el gran conflicto social de la Antigua Roma

El conflicto entre patricios y plebeyos es, para algunos historiadores, una de las causas fundamentales de la caída de la Monarquía Romana, tal y como ya vimos en el post anterior. Independientemente de si ésta fue o no una de las claves para el cambio de régimen, de lo que no cabe duda es de que la división de la sociedad romana en estas dos clases sociales generó importantes tensiones sociales durante dos siglos, hasta la promulgación de la Lex Hortensia en el año 287 AC.

Veamos ahora los orígenes, fases y definitiva solución del conflicto.


Origen y causas del conflicto entre patricios y plebeyos

Tras el nacimiento de la joven República Romana en el año 509 AC, las clases aristocráticas vinculadas a la antigua monarquía, teóricamente descendientes de los 100 primeros senadores nombrados por Rómulo, continúan siendo los principales propietarios de la tierra y acaparadores de los cargos políticos. Éstos eran los patricios.

imagen de Patricios y plebeyos: diferencia de vestimenta
Patricios y plebeyos: diferencia de vestimenta. Foto: ConoceItalia.com

Los plebeyos, en cambio, representaban a las clases populares, y en un principio consiguieron solamente pequeños latifundios. Además de pequeños agricultores, también se dedicaban al comercio, la artesanía o al trabajo como asalariados.

Es importante apuntar que la economía romana estaba basada principalmente en la agricultura, por lo que los propietarios de las grandes extensiones y producciones agrarias eran su escalafón más alto.

La progresiva acumulación de terrenos en manos de los patricios en detrimento de las propiedades de los plebeyos fue generando un descontento cada vez mayor en éstos últimos, derivando en muchas ocasiones en cruentos enfrentamientos entre ambas clases. El problema se fue agravando con la mayor presión demográfica de Roma, que obligó a la República a iniciar campañas de conquista para aumentar la superficie cultivable disponible. El Ejército Centuriado, la fuerza de combate, se componía en su mayoría por plebeyos, los cuales demandaban al estado un reparto equitativo de las tierras conquistadas.

Por otra parte, el sistema republicano se configuró como una oligarquía que defendía principalmente los derechos patricios y que no permitía la participación de los plebeyos en los órganos políticos.


El conflicto durante el Siglo V AC

Corría el año 494 AC cuando se produjo la primera sublevación plebeya: la secesión del Monte Sacro. La República se encontraba inmersa en guerra contra los Volscos, un pueblo vecino. Los soldados plebeyos abandonaron el ejército y se retiraron al Monte Sacro (que algunos historiadores identifican con el Aventino).

imagen de "Secesión de la plebe al Monte Sacro" (1849), B. Barloccini
«Secesión de la plebe al Monte Sacro» (1849), B. Barloccini. Foto: Wikimedia Commons

La razón para la protesta era el abusivo trato que recibían quienes adquirían deudas con los patricios: cuando un plebeyo era obligado a participar en las campañas militares dejaba de generar ingresos y debía endeudarse para asegurar su sustento. En caso de no poder hacer frente a su deuda, podía ser arrestado por su acreedor, quien tenía derecho a pasearlo encadenado por la ciudad para su humillación y en búsqueda de algún familiar o amigo que se hiciese cargo de la deuda. Al cabo de 60 días, el acreedor podía vender a su prisionero como esclavo o incluso ejecutarlo.

Los plebeyos llegaron a amenazar con fundar su propia ciudad en el Monte Sacro, lo que finalmente obligó a los patricios a negociar. Así nació una nueva magistratura, el Tribunado de la Plebe, cuya finalidad sería defender los intereses de su clase social. Posteriormente se creó la Edilidad de la Plebe, que les otorgaba el control de las finanzas del Templo del Aventino y de la policía en los barrios plebeyos. En el 471 AC se instituyó finalmente el Concilium Plebis (Asamblea de la Plebe), cuyas decisiones eran obligatorias exclusivamente para los propios plebeyos (es el origen de nuestro moderno término plebiscito). Uno de los principales logros de la plebe se produjo en el año 456 AC con la publicación de la Lex Icilia (propuesta por el Tribuno de la Plebe Icilio), que expropiaba las tierras patricias en el Aventino y las repartía entre la plebe.

El segundo punto de inflexión tuvo lugar en el año 450 AC. Este año se redactó un código jurídico, denominado las XII Tablas. La población exigía a la oligarquía patricia la elaboración de un código por escrito para que todos los ciudadanos fuesen tratados de igual forma ante la ley. Finalmente se constituyó un cuerpo de 10 patricios (Decemviri) que se basaron en la reforma de Solón de Atenas (ver el post sobre Solón aquí) para elaborar un primer código con las 10 primeras tablas. Durante el año siguiente se nombró otro Decemviri para concluir la elaboración. En éste segundo órgano participaron 2 plebeyos, quedando el código finalmente configurado en 12 tablas.

Las XII Tablas constituyeron una recopilación del derecho romano, que combinaba antiguas tradiciones, como la Ley del Talión («ojo por ojo, diente por diente»), la autoridad del Pater Familias (autoridad del padre sobre el resto de la familia que vive bajo su techo, también llamado Patria Potestas = patria potestad) con nuevas fórmulas importadas de Grecia, como las indemnizaciones por lesiones en combate. Además, se instauraron penas por delitos contra la propiedad. Los plebeyos consiguieron así evitar que los patricios aplicasen las leyes arbitrariamente.

imagen de patricios y plebeyos
«Manio Curio Dentato rechazando a los embajadores samnitas», Jean-François-Pierre Peyron. Museo de Bellas Artes, Marsella. Foto: Wikimedia Commons

Durante la segunda parte del Siglo V AC, Roma inició su expansión exterior y duplicó su superficie agraria (Ager Publicus), con lo que las tensiones por el reparto de las tierras se redujeron y el conflicto entre patricios y plebeyos pasó a un segundo plano. De hecho, se formó una nueva clase de campesinos plebeyos enriquecidos.





El conflicto durante el Siglo IV AC

Como decíamos en el punto anterior, con las conquistas de la República durante la segunda mitad del Siglo V AC las tierras disponibles aumentaron y el conflicto entre patricios y plebeyos pasó a un segundo plano.

imagen de patricios y plebeyos comprando el pan en Pompeya
«Plebeyos comprando el pan», autor desconocido. Pompeya, Italia. Foto: Imperivm

No obstante, Roma sufrió una invasión gala en el 390 AC. Aunque salió victoriosa de la contienda, la ciudad quedó parcialmente destruida y los problemas sociales arreciaron. La República inició un proceso de reconquista y consolidó los territorios con dos tácticas innovadoras: la fundación de colonias y la concesión de la ciudadanía en los nuevos dominios romanos.

Los plebeyos, enriquecidos gracias a la posesión de tierras, buscaron aumentar su influencia en los estamentos y organismos romanos. En el año 367 AC, y a propuesta de los Tribunos de la Plebe Cayo Licinio y Lucio Sextio, se promulgaron las 3 Leges Liciniae-Sextiae. En la primera, los plebeyos consiguieron acceder al Consulado, que a partir de entonces se compondría de 1 patricio y 1 plebeyo. De este modo consiguieron nuevos avances, como el acceso de los plebeyos al Senado en el 312 AC. La segunda ley limitó la cantidad de Ager Publicus que podía acaparar un solo propietario, limitándola a 500 yugadas (unas 125 hectáreas). Por último, en la tercera se suavizaron las condiciones de las deudas, obligando a descontar intereses ya pagados y estableciendo cuotas trienales.


Final del conflicto

En el año 287 AC el plebeyo Quinto Hortensio promulga la Lex Hortensia, que confirma la obligatoriedad de los plebiscitos, así como la integración del Tribunado de la Plebe y el Concilium Plebis en el organigrama de la República. De hecho, el propio Concilium Plebis pasó a denominarse Comicios Tribales y comenzó a integrar tanto a plebeyos como a patricios.

A partir de esta fecha, el conflicto entre patricios y plebeyos comenzó a plantearse en otros terminos. Los plebeyos más acaudalados pasaron a formar parte de la oligarquía, configurando una nueva nobleza patricio-plebeya, opuesta a las clases populares. Se produjo una evolución del sistema de clases basado en el nacimiento a otro en la diferenciación por poder económico.

Durante el Siglo III AC Roma consiguió la hegemonía en el Mediterráneo tras las victorias en las sucesivas guerras púnicas. La expansión y el imperialismo cambiaron radicalmente el tejido social y político de la República, cuya crisis derivó finalmente en el cambio de régimen y la irrupción del Imperio Romano.


Para saber más / fuentes consultadas

  • Cabrero Piquero, Javier y Fernández Uriel, Pilar (2014). Historia Antigua II: El mundo clásico. Historia de Roma. Universidad Nacional de Educación a Distancia. ISBN 978-84-362-5468-6. Comprar este libro
  • Beard, Mary (2015). SPQR. Una Historia de la Antigua Roma. Editorial Planeta. ISBN 978-84-9892-955-3. Comprar este libro



3 Respuestas a “Patricios y plebeyos : el gran conflicto social de la Antigua Roma”

Los comentarios están cerrados.