imagen de la casa de la panadería, Madrid

Madrid, centro político y geográfico del estado español, es una ciudad abierta, cosmopolita, hospitalaria con el visitante y, sobretodo, cargada de historias, rincones mágicos y maravillas por descubrir.

Para este mes de julio he pensado en mostrarte lo mejor de Madrid a través de 4 rutas que se irán publicando cada jueves. En cada una de las rutas encontrarás información práctica, anécdotas y curiosidades sobre los lugares y edificios que visites. ¿Te apuntas? Pues aquí tienes las cuatro rutas:

De momento, y para abrir boca, en este post te cuento lo que, desde mi experiencia, es más práctico a la hora de moverse, comer o dormir. Además, al final del post te dejo algunos enlaces útiles.

  1. Moverse por Madrid.
  2. Comer en Madrid.
  3. Dormir en Madrid.
  4. Enlaces útiles / para saber más.

1 – MOVERSE POR MADRID

No lo dudes: en metro. La red de metro de Madrid es muy eficiente, bien organizada, segura y te lleva a cualquier punto de la ciudad.

imagen del metro para moverse por Madrid.
El metro, la mejor opción para moverse por Madrid.

El metro de Madrid te ofrece muchas opciones para comprar bonos de transporte, pero yo recomendaría principalmente estas dos opciones:

  • La tarjeta turística te permite utilizar el metro, los autobuses y los trenes de cercancías de Madrid. No tiene límite de viajes, y se paga por días. A la hora de comprarla, eliges desde 1 a 7 días naturales. Para la zona A, que es la del centro y por la que nos vamos a mover durante todo este post, cuesta desde 8,40 € para un día hasta 35,40 € por semana.
  • El bono de 10 viajes. Para moverte por el centro en metro o autobús. No tienes que utilizarlo en un día concreto, simplemente tienes 10 usos. Cuesta 12,20 €.
imagen de tarjeta de transporte público de Madrid
La tarjeta de transporte público de Madrid

¿Qué opción es mejor? Para mí, sin duda, el bono de 10 viajes. Si te vas a mover por el centro, los vas consumiendo según necesites y no estás pagando un importe diario (yo he considerado que, haciendo todas las rutas, vas a estar 4 días en Madrid). Para las propuestas que te voy a presentar, ten en cuenta que hemos utilizado el metro como mucho 2 veces al día. Te detallo el coste con cada opción:

  • Tarjeta turística (3, 4 y 5 días):
    • Tarjeta de 3 días – 18,40 € x 2 personas = 36,80 €
    • Tarjeta de 4 días – 22,60 € x 2 personas = 45,20 €
    • Tarjeta de 5 días – 26,80 € x 2 personas = 53,60 €
  • Bonos de 10 viajes: 4 días x 2 viajes al día x 2 personas = 16 viajes. 2 tarjetas de 10 viajes = 24,40 €

Como ves, el bono de 10 viajes sale mucho mejor, salvo que estés todo el día metido en el metro. Ah, otra cosa: en este viaje, yo he estado alojado en la Plaza de España, con lo que realmente sólo hemos necesitado un bono de 10 viajes (12,20 €).





2 – COMER EN MADRID

Madrid es un paraíso gastronómico. Puedes comer lo que quieras, donde quieras y gastándote lo que que quieras. Desde las tapas más sencillas y variadas hasta los restaurantes de alto copete.

En mi caso (y creo que seguramente también en el tuyo), con un presupuesto moderado y sin ser demasiado sibarita me apaño bastante bien. De hecho, para mí el gran placer culinario de Madrid es el bocata de calamares con unas buenas cañas. Llámame aburrido, cutre o lo que tú quieras, pero para mí irme de Madrid sin comerme uno es como no haber estado.

Aquí te voy a dejar las zonas más populares a buenos precios de Madrid, pero, insisto, dependiendo de tus gustos y de tu bolsillo, busca, hay mucha oferta gastronómica de Madrid.

Bocadillos de calamares

Aunque hay muchos y variados, incluso listas de los mejores bares de bocadillos de calamares de la ciudad, mi parada obligada es en el Postas (C/ Postas, 13), muy cerca de la Plaza Mayor.

imagen de bar postas, Madrid
El bar Postas, en la calle del mismo nombre.
imagen de bocadillos de calamares y cañas en el Bar Postas de Madrid
Alta cocina: bocadillos de calamares y cañas en el Bar Postas

 

Mercado de San Miguel

En la Plaza de San Miguel, junto a la Plaza Mayor (saliendo de la plaza por la calle Cdad. Rodrigo).

imagen de Mercado de San Miguel, Madrid
Mercado de San Miguel

Para ir en plan tapeo, está lleno de establecimientos de comida y bebida para todos los paladares. Lo bueno es que puedes comprar comida en cualquier puesto y llevártela hasta otro para acompañar o por si quienes estáis comiendo tenéis gustos diferentes. Muy animado a las horas centrales del día y justo antes de cenar.

imagen de Mercado de San Miguel, Madrid
Tapeando en el Mercado de San Miguel

Eso sí, ten en cuenta que es para comer de pie, por lo que cenar allí tras un largo día de “pateo” se te puede hacer un poco incómodo. Yo ya te he avisado…

Por cierto, a modo de curiosidad: el edificio del mercado se construyó entre 1913 y 1916 utilizando hierro, aunque la plaza ya era usada como tal desde mucho antes. En el año 1999 fue completamente restaurado, si bien su actividad comercial fue decayendo hasta que un grupo de restauradores decidió tomar las riendas y reorientar su actividad hasta ser el punto de referencia gastronómico que es en la actualidad.

 

Plaza Santa Ana

Otro de mis lugares favoritos en los que tomar una cerveza y comer es en la Plaza Santa Ana y alrededores. Hay muchos bares de tapas y restaurantes “de comer sentado” con una variada oferta y precios bastante aceptables.

imagen de Café Central en la Plaza del Ángel, Madrid
Café Central, en la Plaza del Ángel (junto Plaza Santa Ana)

 


3 – DORMIR EN MADRID

Madrid, como gran capital que es, tiene una gran oferta hotelera adaptable a todos los bolsillos y preferencias. Tanto el espíritu libre que se apaña durmiendo en un albergue junto a Sol como los sibaritas que sólo se conforman con lo mejor encontrarán su alojamiento ideal en Madrid.

Por tanto, ya que sería demasiado extenso (y seguramente aun así quedaría incompleto) elaborar un listado de alojamientos, te recomiendo reservar a través de tu agencia o tu web de hoteles favorita, tipo Booking, Hoteles.com, Tripadvisor o cualquiera de las que utilices.

imagen de Plaza Santa Ana, Madrid
Hotel en la Plaza Santa Ana

De lo que te puedo hablar mejor es de las mejores fechas para obtener buenos precios. Destaca sobretodo una: agosto. Como muchos madrileños están fuera y en Madrid hace bastante calor, el mes de agosto es un chollo. Además, como la ciudad está mucho menos masificada que durante el resto del año, harás menos colas en cualquier sitio y será más cómo desplazarte por la ciudad. Eso sí, ten claro que vas a pasar calor.

Todas las fotografías y los precios que detallo en esta serie de artículos son de un viaje en pleno mes de agosto. Para que te hagas una idea, un apartahotel en bastantes buenas condiciones, con cocina y baño privados y en plena Plaza de España se nos quedó en menos de 400 euros (6 días en alojamiento + desayuno) para 2 adultos y un bebé de menos de un año.

Durante el resto del año los precios no son abusivos para una ciudad grande (por ejemplo, en Barcelona o Londres el alojamiento es bastante más caro), salvo en fechas de alta ocupación, como son los puentes y fines de semana previos a Navidad (prácticamente todo el mes de diciembre). Por cierto, la iluminación navideña de Madrid es espectacular y merece la pena ir, pero te aseguro que en ningún lugar me he encontrado con semejantes aglomeraciones de gente.


 

3 Thoughts to “Especial mes de julio: “De rutas por Madrid””

  1. […] ya te contaba en el post anterior, el mercado se construyó entre 1913 y 1916, pero no ha sido hasta 1999 hasta que se ha convertido […]

  2. […] de Julio #derutasporMadrid – otros artículos de este mes: “De Rutas por Madrid” – “ruta del Madrid de los […]

Leave a Comment