imagen de Dólmenes de Antequera, Málaga

Dólmenes de Antequera, viajando a la Prehistoria

Dólmenes de Antequera, viajando a la Prehistoria

El sitio arqueológico de los Dólmenes de Antequera se compone de tres monumentos culturales (los dólmenes de Viera y Menga y el Tholos de El Romeral) y dos naturales (la Peña de los Enamorados y el Torcal). Fue declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO en 2016.

Lo que hace a este recinto único es la agrupación en muy poco terreno de tres tipos de construcciones megalíticas totalmente diferentes.

Bien, pasemos a conocer mejor los dos recintos y los itinerarios recomendados:


Cómo llegar

Centro de Recepción de Visitantes
Carretera de Málaga, 5
29200 Antequera, Málaga
Teléfono: 952 712 206

Recinto del Tholos de El Romeral
Carretera A-7283, dirección Córdoba
29200 Antequera, Málaga
Teléfono: 670 94 54 52

En autobús urbano, la línea 1 para justo en la puerta del recinto principal. Para llegar hasta el Tholos de El Romeral, la parada más cercana de esa misma línea está en el hospital.

En coche privado, para llegar de un recinto al otro éste es el camino:



Acceso

imagen de Centro de Recepción de Visitantes de los Dólmenes de Antequera
Centro de Recepción de Visitantes

Llegamos al centro de recepción de visitantes en el que podemos ver un vídeo introductorio del sitio arqueológico y la tienda. Además nos orientarán acerca del itinerario recomendado para la visita, que es muy sencillo y está muy bien indicado.

Por cierto, para visitantes de la Unión Europea el acceso es gratuito. Si no, 1,5 €.

imagen del interior del Centro de Recepción de Visitantes de Antequera, Málaga
El interior del Centro de Recepción de Visitantes

 

imagen de plano del sitio arqueológico de los Dólmenes de Antequera
Plano del recorrido por el conjunto arqueológico (museosdeandalucia.es)

Centro Solar Michael Hoskin

imagen del Centro Solar Michael Hoskin, Antequera, Málaga
Centro Solar Michael Hoskin

Este centro solar es un recinto en el que se puede localizar la salida y puesta del sol durante los equinoccios y solsticios, y desde el que se apunta la dirección hacia la que se encuentran los principales monumentos megalíticos de la Península Ibérica.

Debe su nombre al arqueastrónomo de la Universidad de Cambridge Michael Hoskin.

Por lo que he podido ver en las redes sociales del sitio arqueológico (Instagram, Twitter, Facebook) se organizan observaciones del cielo y jornadas en el recinto (especialmente en equinoccios y solsticios) para comprobar en primera persona el sentido de la orientación de las construcciones.


Dolmen de Viera

imagen del Dolmen de Viera, Antequera, Málaga
El Dolmen de Viera

El Dolmen de Viera es un sepulcro de corredor cubierto por un túmulo de unos 50 metros de diámetro. El corredor está dividido en dos tramos que suman algo más de 22 metros. Al final del mismo podemos encontrar una cámara cúbica a la que se accede por una abertura cuadrangular.

Está orientado hacia el sureste, como es habitual en el megalitismo ibérico. Se cree que fue construído en alguna fase tardía del Neolítico Final (es posterior al de Menga) y que fue utilizado como lugar de culto y enterramientos hasta la Antigüedad.

imagen de Corredor de acceso al Dolmen de Viera, Antequera, Málaga
Corredor de acceso al Dolmen de Viera
imagen de Corredor interior y acceso a la cámara funeraria del Dolmen de Viera, Antequera, Málaga
Corredor interior y acceso a la cámara funeraria del Dolmen de Viera

Dolmen de Menga

imagen de Dolmen de Menga, Antequera, Málaga
Dolmen de Menga

El de Menga, a diferencia del de Viera, es un dolmen de galería precedido por un atrio que da acceso a la gran cámara, de 27,50 metros de largo y con una anchura que va aumentando desde la entrada (2,70 metros) hasta el interior, que llega a los 6 metros y en el que se encuentra un pozo de más de 19 metros de profundidad.

La datación de su construcción es más precisa que en el Dolmen de Viera, estimándose entre el 3800 y el 3400 a. C. y se utilizó como edificio funerario hasta la Edad Media.

Si hay algo que destaque especialmente de esta construcción megalítica es su orientación: la entrada se encuentra alineada con la Peña de los Enamorados, es decir, orientada hacia el noreste, algo totalmente singular en la Península Ibérica.

imagen del Interior del Dolmen de Menga: corredor y pozo, Antequera, Málaga
Interior del Dolmen de Menga: corredor y pozo
imagen de La Peña de los Enamorados, vista desde el Dolmen de Menga, Antequera, Málaga
La Peña de los Enamorados, vista desde el Dolmen de Menga

 


Tholos de El Romeral

Para visitar el Tholos es necesario salir del recinto, ya que se encuentra a unos dos kilómetros de distancia. Llegar es muy fácil, sólo tienes que volver a tomar la carretera en dirección a Málaga y desde el Centro de Recepción de Visitantes, girar a la izquierda en la cuarta rotonda que te encuentres (A-7283 en dirección a Córdoba – ver mapa al inicio del post). Son 5 minutos. De todas formas, está bien indicado y si preguntas a cualquier trabajador del centro te explicará cómo llegar.

imagen de Acceso al Tholos del Romeral, Antequera, Málaga
Acceso al Tholos del Romeral

La principal diferencia entre un dolmen y un tholos es su planta, que es de tipo circular. El de El Romeral está situado bajo un inmenso túmulo de 85 metros de diámetro. De hecho, para los «no iniciados» en megalitismo, es la construcción más espectacular de las tres que se encuentran en Antequera.

A la cámara circular central se accede a través de un corredor de 26 metros con paredes de mampostería, técnica que también podemos encontrar en la bóveda de la propia cámara.

Su orientación es otro caso excepcional en el contexto ibérico: la entrada está alineada con el punto más alto del Torcal, en dirección sur-suroeste.

Aunque no se ha datado científicamente, se estima que la construcción del tholos se realizó durante la Edad del Cobre (3200-2200 a. C.).

imagen de corredores de acceso al Tholos del Romeral, Antequera, Málaga
Corredores de acceso al Tholos del Romeral
imagen de Detalle de la bóveda de mampostería del Tholos del Romeral, Antequera, Málaga
Detalle de la bóveda de mampostería


Fuentes consultadas / para saber más




2 Respuestas a “Dólmenes de Antequera, viajando a la Prehistoria”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *