imagen de Busto de Filipo II de Macedonia

Filipo II de Macedonia

Filipo II de Macedonia

Filipo II de Macedonia fue uno de los personajes más importantes del mundo helénico en el Siglo IV AC (con permiso de su hijo Alejandro Magno). En este post podrás saber más acerca de este rey de leyenda, que puso los cimientos sobre los que su heredero pudo lanzarse a la conquista del mundo conocido.


Ascenso al poder

En el año 360 AC el rey macedonio Pérdicas II muere en una batalla contra los ilirios. Su sucesor, Amintas IV, su propio hijo, es demasiado joven para asumir el poder y el reino decide nombrar como regente a su tío Filipo. Habilidoso y con fama de gran líder militar, el propio Filipo consigue ser proclamado rey sólo unos años después, en el 357 AC.

El nuevo monarca contrae matrimonio con la hija del rey Neoptolomeo de Épiro, la princesa Olimpia, con la que tuvo dos hijos: Cleopatra y Alejandro.

imagen de Busto de Filipo II de Macedonia
Busto de Filipo II de Macedonia (Wikimedia)

El trono macedónico vivirá un período de estabilidad durante el cual Filipo II podrá concentrarse en las reformas de tipo económico, político y miltar, así como en expansión de sus dominios.


El Rey Filipo

Las conquistas militares y, especialmente, las minas del Pangeo, situadas en la costa de Tracia, aportaron un gran desarrollo económico a Macedonia, que inclusó llegó a acuñar una moneda de oro propia, los Filipos.

imagen de filipos de plata
Filipos de plata (Coinarchives.com)

El rey era el poseedor del mayor patrimonio territorial, si bien se aseguró la lealtad de la aristocracia repartiendo tierras entre las clases altas.

Además, se aseguró de concentrar el poder en torno a su persona, pudiendo de este modo gobernar con una mayor eficacia. Supo rodearse de la vieja aristocracia para evitar enemigos poderosos y consiguió aliarse con líderes griegos que promovían regímenes oligárquicos.

A pesar de estos avances, sin duda el gran éxito de su reinado fue la renovación y adaptación del ejército: aunque el poder militar era potestad exclusiva del rey, Filipo II constituyó un eficiente estado mayor con militares experimentados.

Además de un mando militar eficiente y bien organizado, se instauró el alistamiento obligatorio, lo que incrementó enormemente el tamaño del ejército, organizado en falanges e incorporando al armamento la Sarissa, una lanza larga de entre 5 y 7 metros.

imagen de Formación de combate, falange macedónica
Formación de combate, falange macedónica (Pinterest)

La innovación de la Falange Macedonia consistía básicamente en la incorporación de una infantería pesada de élite (los Pezheitaroi) cuya primera fila dirigía sus Sarissas hacia el enemigo, en posición horizontal. Las filas posteriores iban aumentando el ángulo de inclinación progresivamente, hasta llegar a ser prácticamente vertical a partir de la quinta fila, aunque cada unidad (syntagma) estaba compuesta por 16 filas de 16 hombres cada una. La proximidad de las lanzas entre sí respondía tanto a funciones ofensivas como defensivas.


La conquista de Grecia

Como ya vimos en un post anterior, el Siglo IV AC es un período de inestabilidad en el mundo heleno: las poleis están enfrentadas entre sí y el astuto rey Filipo ve la oportunidad para la conquista de toda Grecia.

El Oráculo de Delfos estaba administrado por una Anfictionía (agrupación de ciudades limítrofes) en la que destacaban dos grupos: los delfios y los focidios. Los primeros eran aliados de la ciudad de Tebas y los segundos recibían el apoyo de Atenas y Esparta. Estos dos bandos se enfrentaron en la llamada Tercera Guerra Sagrada (356 AC), situación que Macedonia aprovechó para anexionarse Tesalia y la Calcídica. La guerra finalizó definitivamente con la Paz de Filócrates (346 AC), en cuyo tratado Filipo consiguió entrar en el Consejo de Delfos y estar en paz con Atenas. Durante dicha paz, Demóstenes, el líder ateniense, procuró recomponer la Liga Ático-Délica. Filipo, por su parte, se encargó de las mejoras en el ejército macedonio y del refuerzo de la marina.

conquista de grecia
¡A la conquista de Grecia! (historiaeweb.com)

La conquista macedonia de Grecia se inició en el 342 AC cuando Filipo ocupó el norte de Grecia, llegando hasta el Golfo de Corinto. Atenas, aunque ya organizada al frente de una confederación de 9 ciudades, no declaró la guerra a Macedonia hasta la entrada de Filipo en la Tracia, en el 340 AC.

A pesar de las victorias atenienses en las batallas navales de Perinto y Bizancio, la superioridad del ejército macedonio por tierra les permitió ocupar la Focida en el 339 AC. Demóstenes consiguió un nuevo pacto defensivo con la Liga Beocia, replegándose en dicha región. Filipo, lejos de detenerse, avanzó hasta su posición y consiguió una aplastante victoria en Queronea. En esta batalla fue ayudado por su joven hijo Alejandro.

La victoria macedonia supuso la hegemonía sobre todo el mundo griego. Filipo II decidió entonces dirigirse hacia el imperio persa.

mapa de Conquistas macedonias durante el reinado de Filipo II
Conquistas macedonias durante el reinado de Filipo II (sofiaoriginals.com)

Muerte y sucesión de Filipo II

Filipo, una vez conseguido el dominio sobre Grecia, unió a todas las poleis en la Liga de Corinto, al frente de la cual pretendía iniciar la conquista del imperio persa en el año 336 AC.

Uno de sus principales generales, Parmenión, cruzó el Helesponto con un ejército de 10.000 hombres. Filipo estaba a punto de incorporarse a la campaña, pero antes decidió acudir a la boda de su hija Cleopatra. En mitad de la ceremonia, el rey fue asesinado por Pausanias, uno de sus guardaespaldas.

imagen de Asesinato de Filipo II
Asesinato de Filipo II (National Geographic)

Los motivos del asesinato de Filipo no están claros para los historiadores. Por un lado, se sospecha que tras el crimen podría encontrarse su exesposa Olimpia (madre tanto de Alejandro como de Cleopatra), de la cual se había divorciado un año antes; el rey pretendía casarse nuevamente con una noble macedonia llamada Eurídice, con la que podría haber engendrado herederos que compitiesen con los hijos con Olimpia. Por otra parte, el regicidio podría haber sido organizado por el recién ascendido al trono persa, Darío III.

De cualquier modo, la desparición de Filipo II supuso el ascenso al trono de su hijo Alejandro, que llevaría al reino macedonio a conquistas nunca soñadas por su padre y a convertirse en uno de los personajes más legendarios de la Historia.


Para saber más / fuentes consultadas




Una respuesta a “Filipo II de Macedonia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *