Los hermanos Graco

Los Graco y la crisis de la República de Roma

Los Graco y la crisis de la República de Roma

Kauffman, Angelica (1785). «Cornelia, madre de los Graco». Museo del Arte de Virginia, Richmond, EEUU. Imagen: Wikimedia Commons

En el post de hoy, los hermanos Tiberio y Cayo Graco, figuras fundamentales de la última etapa republicana de Roma. Eran nietos por parte de madre de Escipión el Africano, el gran héroe romano de la Segunda Guerra Púnica. Su padre, Sempronio Graco, había sido pretor durante la Conquista de Hispania.

[toc]


Tiberio Graco

Tiberio, el mayor de los hermanos Graco, había sido un héroe durante el asedio a Cartago y acompañó a su primo Escipión Emiliano en la Guerra de Numancia durante la conquista de Hispania. Tras la finalización de esta guerra, regresó a Roma. Durante su viaje fue testigo de la pobreza que afrontaban los campesinos de la república y decidió presentarse a la elección como Tribuno de la Plebe, cargo que obtuvo en el 134 AC.

Guillaume, Eugéne (1853). «Los hermanos Graco». Musée d’Orsay, París, Francia. Imagen: Wikimedia Commons

Su gran proyecto fue la Lex Sempronia, un proyecto de reforma agraria que defendía los intereses de la plebe (los populares) frente a los de los terratenientes, los Optimates. En el punto siguiente verás con más detalle el alcance de esta ley. El partido de la oligarquía estaba liderado por Escipión Emiliano, que todavía se encontraba guerreando en Hispania.

Tiberio Graco, con grandes dificultades, consiguió llevar adelante la aprobación de la ley por el Tribunado de la Plebe, por lo que, tras varias negativas, el Senado se vio obligado a ratificarla.

Se presentó a la reelección al año siguiente para profundizar en la implantación de la ley, pero fue asesinado el días de los comicios por sus detractores.

El asesinato de Tiberio Graco supuso el inicio del enfrentamiento civil entre las dos clases antagónicas de la Roma del Siglo II AC: los Populares y los Optimates. Aunque las tensiones ya venían desde lejos entre ambas facciones, el crimen contra Tiberio fue el punto de inflexión hacia la violencia física. El propio Escipión Emiliano, que había regresado de Hispania para liderar a los Optimates, fue encontrado muerto en su propia casa, siendo la de homicidio la teoría más aceptada por los historiadores.





Lex Sempronia

La Lex Sempronia propuesta por Tiberio Graco obligaba a que quienes se hubiesen apropiado de tierras del Ager Publicus (la tierra del estado) sin la concesión de la República de Roma fuesen obligados a devolverlas. Con las tierras recuperadas se elaborarían lotes indivisibles para evitar su reconversión en latifundios, favoreciendo a los pequeños campesinos.

Los grandes propietarios latifundistas, aunque la ley no afectaba a la propiedad privada, sí vieron dañados sus intereses sobre las tierras públicas, de las que se había apropiado sin permiso.





Cayo Graco

Cayo Sempronio Graco, el hermano menor de Tiberio accedió al Tribunado de la Plebe en el año 123 AC. Además de promover la reinstauración de la Lex Sempronia impulsó una profunda reforma del Senado y la creación de colonias para reducir la superpoblación de Roma y emplear a los campesinos sin trabajo.

Una de las aportaciones principales que realizó durante su mandato fue la de conseguir que la república romana garantizase el precio del grano a los ciudadanos para que fuese accesible. Este logro se mantuvo durante siglos en Roma, siendo el único lugar del Mediterráneo que era capaz de garantizar el abastecimiento de la población (ojo, sólo de quienes poseían la ciudadanía romana).

Además de estas innovaciones, Cayo fue un político hábil y el primero en contar con un plan de reforma general de todo el estado romano. Además de su elocuaz oratoria, introdujo innovaciones que le permitieron difundir de forma más eficaz su mensaje. Me permito citar a mi admirada Mary Beard para ilustrar un ejemplo de la astucia de Cayo Graco:

«Los oradores anteriores se situaban de cara al edifico del Senado, con el público apretujado en la pequeña zona conocida como el comitium justo delante. Cayo se saltaba estratégicamente las convenciones dando la espalda al Senado cuando hablaba al pueblo, que ahora escuchaba en la espaciosa plaza del foro. (…) No sólo permitía la participación de una muchedumbre mucho más amplia, sino que liberaba al pueblo de la mirada controladora del Senado».

Beard, Mary (2015). «SPQR, una Historia de la Antigua Roma», pp 244-245. Editorial Planeta.
Cayo Graco, Tribuno de la Plebe. Silvestre David Mirys, 1799.
David Mirys, Silvestre (1799). «Cayo Graco, Tribuno de la Plebe». Imagen: Wikimedia Commons

La primera de las colonias que pretendió fundar fue denominada Colonia Iunonia y se levantaría sobre las ruinas de Cartago. Cuando Cayo Graco se desplazó a la nueva ciudad para participar en el rito fundacional, el Senado impulsó la candidatura a Tribuno de la Plebe de Livio Druso, un personaje afín a los oligarcas. Livio Druso propuso medidas todavía más ambiciosas que las de Cayo Graco, por lo que se ganó el favor de la mayoría de la plebe. Cuando Cayo regresó a Roma ya no contaba con partidarios y fue derrotado en las elecciones. Los senadores derogaron la ley de fundación de la Colonia Iunonia, con lo que consiguieron derogar todas las reformas realizadas durante el mandato de Cayo. Graco se quedaba fuera del juego político.

"La muerte de Cayo Graco", pintura de François Topino-Lebrun, 1798
Topino-Lebrun, François (1798). «La muerte de Cayo Graco». Imagen: Wikimedia Commons

Durante la votación de la derogación de la ley se produjeron enfrentamientos violentos. Graco y sus partidarios ocuparon el Aventino y amenazaron con una secesión, emulando a la acontecida en el Monte Sacro en el 494 AC por parte de los plebeyos. El cónsul Lucio Opimio, acompañado por tropas de la policía ciudadana, asaltó la colina y rodeó a los sublevados. Cayo Graco se suicidó antes de ser capturado.


Para saber más / fuentes consultadas

  • Cabrero Piquero, Javier y Fernández Uriel, Pilar (2014). Historia Antigua II: El mundo clásico. Historia de Roma. Universidad Nacional de Educación a Distancia. ISBN 978-84-362-5468-6. Comprar este libro
  • Beard, Mary (2015). SPQR. Una Historia de la Antigua Roma. Editorial Planeta. ISBN 978-84-9892-955-3. Comprar este libro