imagen de Gamla Stan, Estocolmo, Suecia
imagen aérea de Estocolmo, Suecia
Estocolmo, la capital sueca

La primera vez que tuve que viajar a Estocolmo mi primer pensamiento fue “¡mola!” (ya han pasado casi 10 años desde entonces). El segundo fue “¿y qué narices hay para ver en Estocolmo?”. Bien, supongo que no soy el primero al que le ha pasado.

La capital de Suecia no tiene un icono de la ciudad claramente identificado al modo de la Torre Eiffel o el Big Ben. Aunque tampoco lo necesita para ser un lugar muy atractivo para visitar. Es una ciudad cosmopolita como pocas, moderna, avanzada y, como todo en Escandinavia, desprende un aroma a sociedad avanzada que tira para atrás.

Una de las cosas que más me gustan es que el transporte público es tremendamente eficiente. Combinando metro, tren y autobús puedes llegar fácilmente a casi cualquier punto de Suecia.

Como suele ser habitual en mi caso, dispongo de poco tiempo para hacer turismo. Aunque también he podido disfrutarla de vacaciones y la conozco bastante bien, aquí propongo una guía de viaje de Estocolmo para ver lo más importante de la ciudad en 2-3 horas y moviéndote exclusivamente con transporte público. ¿Empezamos?

Al final del post he dejado un enlace en el que poder planificar y comprar los billetes para moverte de forma muy ágil.

Primera parada: Slussen

imagen del mirador de Katarinahissen en Slussen, Estocolmo, Suecia
Mirador de Katarinahissen en Slussen, Estocolmo.

Junto a la estación de metro verás una extraña torre desde la que se puede disfrutar una de las mejores vistas de la ciudad. Se trata de un ascensor construido originalmente en 1883 y reformado en 1935. Desde arriba tendrás una panorámica espectacular de Gamla Stan, la ciudad antigua y por la que seguiremos nuestro viaje. Cuesta unas 10 coronas suecas por trayecto, algo más de un euro.

Imagen de Estocolmo desde el mirador de Katarinahissen, Slussen.
Vista de Estocolmo desde el mirador de Katarinahissen, Slussen.

Segunda parada: Gamla Stan

Imagen aérea de Gamla Stan, Estocolmo, Suecia
Vista aérea de Gamla Stan, Estocolmo

Gamla Stan es el barrio en el que se fundó Estocolmo en 1252. Su estado de conservación es fantástico y es casi todo peatonal. Aquí hay museos, restaurantes, tiendas, terrazas… también tienes la catedral de San Nicolás (el edificio más antiguo en activo de Suecia), el Museo Nobel y el Palacio Real a un tiro de piedra.

Si eres seguidor de la trilogía Millenium de Stieg Larsson, probablemente ya habrás caído en que en este barrio es donde Lisbeth se compra su piso. De hecho, se organizan tours que te llevan por los escenarios de las novelas.

imagen de Gamla Stan, Estocolmo, Suecia
Gamla Stan, Estocolmo

Tercera parada: T-Centralen

imagen de Sergels Torg, Estocolmo, Suecia
Sergels Torg, Estocolmo

Aunque puedes coger el metro en Gamla Stan hasta T-Centralen, lo que te recomiendo es seguir la calle peatonal para llegar al distrito central de Estocolmo. Aquí encontrarás una amplia oferta cultural, gastronómica y, especialmente de tiendas. Los alrededores de Sergels Torg (lo que vendría a ser la Plaza Mayor de Estocolmo) son perfectos para una tarde de shopping.

Enlaces recomendados

 

Imágenes utilizadas

Guardar

Guardar

Guardar

One Thought to “Estocolmo en tres paradas de metro”

Leave a Comment